Desde el Milenio: Miradas de al-Andalus

Reyes de la Alhambra

En la primera sala, objetos de relevante significación, nos acercan a los altos niveles artísticos que se alcanzaron en al-Andalus entre los siglos XI y XV, percibidos a través de una cuidada selección en la que se han tenido en cuenta tanto las diversas técnicas de ejecución como la singularidad histórica y las funciones de dichos objetos.

Esta singularidad se manifiesta de manera fehaciente desde el ajuar de Boabdil hasta los documentos procedentes de la Cancillería de la Alhambra, en los últimos momentos ya del sultanato nazarí. Elementos arquitectónicos como columnas, capiteles, puertas o brocales de pozo, junto a piezas de lujo, como esencieros u objetos destinados al embellecimiento femenino, nos acercan a la vida cotidiana de la corte, sin olvidar los textiles que rivalizaron en calidad con los de Oriente y que fueron demandados por buena parte de la Europa cristiana.

 

Piezas destacadas en esta sala